Ayudando a los niños a encontrar alegría en tiempos de miedo (guía por edades)

Updated: Jul 25


fotografía: @phammi

Nuestras circunstancias familiares varían: desde hogares donde se ven las noticias diaria y constantemente, incluidos los padres, los cuidadores y los niños, hasta los hogares en donde se limita lo que se escucha, se ve y se lee; los niños no están expuestos casi en ningún momento frente a la pantalla, y mucho menos a las noticias.

Pero independientemente de dónde se encuentre tu familia en el espectro, dadas las medidas preventivas que se nos ha pedido a todos que sigamos, para que podamos hacer nuestra parte como miembros responsables de nuestra comunidad, nos encontraremos expuestos a todo tipo de información.

Desde citas inspiradoras, pasando por duras estadísticas, hasta expresiones y opiniones de personas sobre el miedo y el pánico, y todo lo que queda de por medio.

Mi sugerencia es, en primer lugar, hacer una pausa por unos minutos y hacerte estas dos preguntas:

A) ¿Sé cómo se encuentra cada miembro de mi familia en este momento emocional o mentalmente?

Cuando yo chequé con mis hijos, me quedó muy claro que la forma en la que estaban viendo y experimentando esta situación (no ir a la escuela, no poder ver a su abuela, tener que lavarse las manos un millón de veces al día) variaba mucho de uno a otro, y, por supuesto, era muy diferente a la forma en que nosotros, como padres, estábamos viendo y experimentando estas circunstancias.

Uno de mis hijos necesitaba la seguridad de que iba a estar a salvo; el otro, información clara y objetiva, dada su tendencia intelectual. Mi esposo, apoyo emocional y ayuda práctica para pensar de un modo más creativo. También ayuda a escuchar propuestas o posibles soluciones - no estresantes - para pagar las colegiaturas y pagar nuestra hipoteca.

Cuando chequé conmigo misma, descubrí que me sentía fuerte y centrada. Sabía que mi trabajo interno* estaba dando frutos, y en estos momentos podía tomar el papel de apoyar a mi familia mientras todos necesitaban adaptarse a esta nueva dirección.

Pero entendí que mi salud mental es primordial, y eso para mí significa: tiempo sola después de unos días de estar con mis hijos 24/7. Así que buscar formas para poder llevar esto a cabo, se convirtió en una prioridad.

Esto me lleva a la segunda pregunta:

B) ¿Me estoy acercando a la situación de la mejor manera posible?

Y por "mejor manera" quiero decir, la mejor manera para mi familia, de acuerdo a la información que obtuvimos de cada miembro cuando checamos juntos.

El solo hecho de tomar de 10 a 30 minutos de nuestro tiempo haciendo este "trabajo de detective", en realidad puede ahorrarnos muchos dolores de cabeza.

Una vez que ya tengas esta información y te quede claro que necesita cada uno de tus hijos, aquí hay algunos consejos y sugerencias sobre cómo ayudarlos a encontrar y continuar experimentando la alegría durante los momentos de miedo y los momentos difíciles.

CONSEJOS Y SUGERENCIAS

Para niñ@s de 0 a 3 años.

1. Continúa, en la medida de lo posible, haciendo lo que has estado haciendo en términos de sus actividades y rutinas.

Entiendo que esto es "más fácil" de hacer si tu hijo estaba en la guardería y pudiera seguir yendo, por ejemplo.

Pero incluso si tuvieran que dejar de ir, mantener ciertas rutinas como lo eran antes, sería beneficioso. La hora de dormir, la hora de comer, la hora de siesta/descansar…

fotografía: @picsea

Estas rutinas, estos ritmos, hacen que los niños y niñas pequeñas se sientan seguros, pueden seguir jugando y estar en el momento presente.

2. Para estas edades no hay mucha necesidad de grandes explicaciones en este momento.

Definitivamente, no aportar hechos concretos: su procesamiento analítico aún no está activo o completamente desarrollado, por lo que todo lo que compartas con ellos irá directamente “adentro” sin ser cuestionado.


  • Demuestra con tus propias acciones.

  • Enseña con tu ejemplo.

  • Guía con tus acciones.

Por ejemplo:


- Lávate las manos con tu hijo.


- Cúbrete la boca con el codo cuando toses.


- Muéstrales cómo la respiración te ayuda a auto-regularte cuando te sientes estresado.


3. Intenta proteger a tus hijos de está edad (con) de la información alarmista.

Si tu hijo pregunta por qué deben quedarse en casa, por qué deben lavarse las manos constantemente, puedes compartir, de una forma muy sencilla, que tenemos que cuidar de nuestro cuerpo, y en este momento, eso incluye pasar tiempo en casa.

4. Otra forma de apoyar a tu hijo es gestionando tu miedo

Algunos niños son increíblemente sensibles y sentirían que algo está pasando si sus padres discuten sobre el dinero o entran en pánico al limpiar todas las superficies del hogar cada 5 minutos.

Para niñ@s de 5 a 7 años.

1. Dependiendo del niño, es posible que puedas compartir un poco más de información con ellos, para que comprendan por qué se les está pidiendo que no vayan a preescolar o a la escuela; o no poder ver a sus amigos o abuelos, por ejemplo.

Pero recomiendo hacer esto con información básica, no alarmista, y poniendo énfasis en su seguridad.

Para que esto pueda suceder, tú debes tener claro lo que realmente está sucediendo. En el caso del coronavirus...


  • ¿sabes por qué unos se refieren a coronavirus, otros a COVID-19?

  • ¿sabes cuáles son los síntomas del virus?

  • ¿sabes qué puedes hacer para prevenirlo?

  • ¿sabes por qué nos están pidiendo quedarnos en casa?

Y hablar de un espacio de empoderamiento (conocimiento y herramientas) en lugar de miedo y pánico.


Esto lo puedes hacer contando historias, ya sean cuentos de libros sobre tiempos difíciles o historias sobre nuestra propia infancia.


Por ejemplo, cuando yo era niña mi hermana tuvo que someterse a una operación y no pude verla, ni jugar con ella durante unos días.


Me sentí un poco triste, pero mi papá me recordó que podría jugar con ella en un futuro cercano y, mientras tanto, él y yo podríamos pasar tiempo juntos.


Me preguntó 2 de mis cosas favoritas. Le dije que eran escribir y bailar, y bailamos y escribimos historias juntos.


Hay niños y niñas que ya están mas ‘despiertos’ y quieren saber más, o escucharon a alguien hablar de esto, pero de preferencia yo me enfocaría en por qué necesitamos quedarnos en casa.

Por ejemplo:


- ‘Tenemos que estar en casa porque el sistema inmunitario de algunas personas no es tan fuerte como el nuestro, y debemos mantenerlo así durante algún tiempo’


- 'Es importante prender más sobre nuestros cuerpos, comer vegetales, comer saludable, amarnos'


- La Madre Tierra y el cielo necesitan un tiempo sin coches para que se quite contaminación.


Sin mentir, pero sin asustar. También invítalos a que se imaginen en una burbuja protegiendo a todo el universo (empoderamiento y herramientas)


2. ¿Cómo enfocarnos en los aspectos positivos de la situación? Te propongo algunos ejemplos:


- Haciendo lo que aman


- Pasando tiempo con un ser querido


- Asegurándoles que están a salvo y seguros y amados

Así, estamos contribuyendo a su alegría y a su bienestar emocional y mental.

Para los niños más extrovertidos, el organizar con cierta frecuencia videoconferencias con los abuelos, los primos, los amigos podría ayudar. Y si puedes salir, salir a caminar y a correr ¡es muy bueno!

Sé que hay algunos programas de televisión para niños con el objetivo de explicar la situación global, en estos momentos. Esto puede ayudar, pero te recomendaría que veas el programa antes de mostrárselo a tus hijos.


Esto es para asegurarte de que estás de acuerdo con la cantidad y la forma en que está siendo compartida la información.

Si eso no es posible, intenta estar con ellos mientras ven y / o estar disponible inmediatamente después para checar y responder cualquier pregunta que puedan tener.


Este también es un buen momento para abordar algunos de los puntos que no crees que fueron apropiados para que ellos escucharan a su edad.

Para niñ@s de 7 a 10 años o más.

1. A esta edad, la mente analítica de la mayoría de los niños está más desarrollada. Esto significa que podemos compartir información más específica.

Aún así, no recomendaría simplemente dejarlos ver las noticias porque eso puede ser muy aterrador. ¡Da miedo hasta para los adultos!

Mi consejo para esta edad es comenzar haciendo preguntas como:

¿Qué piensas de….?

¿Cómo te sientes acerca de (por ejemplo: no poder ir a la escuela)?


fotografía: CNN en español

Al obtener un poco de información, podemos adaptar lo que vamos a compartir con ellos y cómo lo vamos a compartir, lo que necesitan y están listos para escuchar y recibir.

Comparte información un poco más específica y objetiva sobre la situación, pero lo más importante es tener conversaciones sobre:


- asuntos “no aterradores” - temas libres de miedo


- las posibles soluciones, y mejor aún:


- las historias edificantes


- la forma en que están ayudando las personas que están al frente (doctores, investigadores, científicas, enfermeros)


- las formas en que podemos ser creadores e innovadores en tiempos difíciles, cómo cuidar nuestra salud mental desde una edad muy temprana **,

- Cómo ser amables el uno con el otro. ¡Y la lista continúa!

2. No soy alguien que sugiera pasar mucho tiempo frente a la pantalla, pero a veces mirar videos alegres nos ayudaría a alcanzar ese estado en nosotros y es más fácil de sobrellevar en ‘tiempos de miedo’. Y la magia también es importante.

Estas son mis recomendaciones por edades pero tú eres quien conoces a tu hijo e hija, así que eso es tu brújula..

Si te preocupan las largas horas que pasan tus hijos frente a las pantallas, crea un calendario de actividades más equilibrado en donde pueden estar haciendo otras cosas (como escuchar audiolibros, dibujar, hacer casitas con cojines y sábanas, leer, bailar, cocinar etc)

Si dicen que están aburridos, está bien, ese es el punto de partida para empezar a crear, a hacer cosas, a ser ingenioso y creativo.

_________________________________________________________________________________


* Mi trabajo interno: meditación diaria de 20 minutos a 2 horas; manteniendo mis patrones inconscientes bajo control. Es decir, si empiezo a sentir que el estrés o el enojo aumentan/van creciendo, respiro hondo y me pregunto "¿por qué me siento así?" Antes de entrar en desesperación.


Si me siento acelerada, me disculpo y voy a mi habitación a respirar profundamente y me quedo en silencio durante unos minutos. O voy al patio trasero descalza sobre la hierba, eso me ayuda a aterrizar.

Algunos de estos 'rituales' me permiten entrar en mi 'cerebro racional' en lugar de mi 'reptiliano', y es más fácil detectar mis puntos ciegos y trabajar en mis debilidades.


Otros, me permiten conectarme a mi corazón. Cuando vengo de ese espacio, puedo actuar con más compasión hacia mí misma y hacia los demás.


** Este es un buen momento para, juntos, adultos y niños, participar en actividades que apoyen nuestro sistema nervioso. Entonces, en lugar de entrar en la reacción de lucha o huida (centrándonos en el miedo y el pánico), podemos calmar nuestro sistema nervioso respirando profundamente, por ejemplo, o sentados durante 5 minutos de silencio, o 5 minutos escuchando una canción de relaje.


Hacer de esto una práctica diaria lo convertirá en un hábito y será como plantar semillas de alegría en nuestro banco de felicidad y en el de nuestros hijos.


Suni Sánchez es madre de 2 niños y fundadora de Human HQ®, con la misión de apoyar a las familias a prosperar en la vida. Trabaja como investigadora independiente de dinámica familiar e infancia temprana. Su libro de crianza consciente sienta las bases para construir una relación fuerte y saludable entre el niño y los padres desde el primer día. Proporciona herramientas científicas y prácticas, información y recursos de una manera no crítica y entretenida. Suni ha lanzado recientemente el proyecto Crianza Cuántica™, una iniciativa de colaboración para redefinir la crianza de los hijos en el siglo XXI.



FREEBIES - EBOOKS - UPDATES

Share your email to be notified about upcoming events, get access to valuable content, resources, offers, exclusive e-books, reports, checklists and more!

  • Facebook - White Circle
  • Instagram - White Circle
  • LinkedIn - White Circle

© Human HQ® 2019